Unicef hizo el mayor pedido de fondos de su historia para hacer frente a la situación en América Latina

UNICEF.JPEG

La cantidad de niños que necesitan ayuda en la región es de al menos 23.4 millones, más del triple que el año anterior, como consecuencia de la pandemia de coronavirus y las crisis humanitarias

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) solicitó una ayuda de 500 millones de dólares para América Latina y el Caribe, un pedido histórico para una región donde nunca antes se habían visto tantos millones de niños “afectados simultáneamente”.

“Unicef está buscando urgentemente más de 500 millones de dólares para proporcionar asistencia vital a 17,4 millones de personas, incluidos 11,7 millones de niños, niñas y adolescentes en América Latina y el Caribe el próximo año”, señaló la agencia de las Naciones Unidas.

Es “el mayor llamamiento regional de fondos de emergencia de su historia”, agregó Unicef en un comunicado desde su sede regional en Panamá.

La nota advierte que en América Latina y el Caribe, al menos 23,4 millones de niños necesitan asistencia humanitaria, más del triple que en el año anterior.

Este aumento se debe en gran medida a los devastadores impactos de la pandemia de covid-19, los crecientes flujos migratorios y un aumento de los desastres naturales extremos exacerbados por el cambio climático, como huracanes y sequías.

“La región es hoy más desigual y más peligrosa para los niños y niñas que hace un año. Nunca antes se había visto a tantos niños y niñas afectados simultáneamente por múltiples emergencias en tantos países”, dijo Jean Gough, director regional de Unicef para América Latina y el Caribe.

Unicef indicó que el impacto económico de la pandemia ha empujado a millones de familias y sus hijos a la pobreza.

Se estima que el próximo año, 4,3 millones de niños de Venezuela en los países de acogida y otros 6,8 millones de niños migrantes en México y Centroamérica necesitarán asistencia humanitaria, advirtió Unicef.

El comunicado también resaltó que Unicef atiende actualmente a más de 646.000 personas de las zonas más afectadas de Belice, Guatemala, Honduras y Nicaragua por los ciclones Eta e Iota.

A nivel global, Unicef tiene como objetivo dar apoyo y servicios esenciales a 300 millones de personas y, según desgrana en su informe de Acción Humanitaria para la Infancia, tiene previsto dar tratamientos contra la desnutrición aguda grave, vacunas contra el sarampión o facilitar el acceso a agua potable, entre otras cosas.

Como parte de su respuesta al COVID-19, Unicef está coordinándose con las principales líneas aéreas y proveedores de transporte para intensificar los esfuerzos de distribución de vacunas en más de 92 países en cuanto estén disponibles, además de ayudar a los gobiernos a preparar su implementación.

Con información de AFP y EFE
INFOBAE

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Todo Color

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE