Dijo que se había sentido débil y que se practicó un análisis de sangre.

“Me pesqué un moho”, detalló y contó que está con antibióticos.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reveló que tiene una infección pulmonar, detectada luego de haber recibido el alta del coronavirus.

 

"Acabo de hacerme un examen de sangre, ayer me sentí un poco débil, encontraron un poco de infección (pulmonar), estoy con antibióticos", comentó en la noche de este jueves durante su transmisión semanal a través de las redes sociales.

Bolsonaro fue dado de alta el sábado pasado cuando dio negativo el examen del Covid-19 tras casi 3 semanas de confinamiento. El lunes dijo que ya estaba inmunizado y regresó al Planalto, mientras un enorme sindicato de médicos y enfermeros lo denunciaban en La Haya por genocidio ante el mal manejo de la pandemia. El jueves, se fue a andar a caballo, sin barbijo, mientras su esposa contagiada de Covid, permanecía aislada.

El mandatario anduvo a caballo con un sombrero típico y saludó a público sin tapaboca en el estado de Piauí, donde inició su gira de menos de 12 horas por la región nordeste, la más pobre del país El publico lo recibió al grito de "mito" y lo llevó en andas por el aeropuerto San Raimundo de Nonato

Por la noche informó que tenía un infección pulmonar: uno de los primeros efectos del Covid.

 

"Después de 20 días dentro de casa uno se pesca otros problemas -se excusó-. Yo me pesqué un moho, un moho en el pulmón".

Insistió en que se curó y que sigue en pie su agenda de viajes iniciada por la región nordeste del país.

Brasil es hoy el segundo país del planeta después de Estados Unidos con el mayor número de contagios, con un promedio de más de 1.000 muertes diarias y 2,6 millones de infectados.

El gobierno brasileño firmó un acuerdo con la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca para probar y desarrollar una vacuna contra el coronavirus.,

 

"Se habla mucho de la vacuna del Covid-19, nosotros entramos en aquel consorcio de Oxford, todo indica que la vacuna va a funcionar y vamos a tener 100 millones de unidades", dijo Bolsonaro.

Luego hizo un comentario que al parecer fue una crítica sesgada hacia China, que desarrolla la vacuna CoronaVac con el gobierno del estado de San Pablo.

La vacuna que impulsa el gobierno federal es con Oxford, "no es la de aquel otro país. ¿Ok, gente?", comentó el presidente, que mantiene divergencias con el gobierno de Beijing.

 

De hecho hay una disputa entre Bolsonaro y el gobernador de San Pablo, Joao Doria, en la carrera hacia la obtención de una vacuna.

Doria, un adversario político de Bolsonaro que firmó un acuerdo con el laboratorio chino Sinovac, declaró este jueves que pretende fabricar 120 millones de vacunas en el instituto Butantan, que depende del gobierno estadual y la Universidad de San Pablo.

ANSA
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

loteria cuarentena

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements