Se trata de Francesc Macià, político y militar catalán, primer presidente de la Generalitat. La pronunció en 1932 y está tallada en un monumento en su homenaje, en Barcelona. ¿Perón sabía del plagio?


Por Silvia Mercado

(Desde Barcelona) Francesc Macià fue un político y militar de vanguardia en Cataluña, que en 1926 fracasó realizando una asonada contra Miguel Primo de Rivera obligándolo al exilio, pero que le valió una enorme popularidad en la región. Anduvo por Bélgica y después se adentró en el nuevo mundo, Cuba pero también Argentina, a donde entró de incógnito. Tras la caída del dictador, volvió a España y fue electo diputado y tras elecciones municipales donde obtuvo una mayoría aplastante, fue electo primer presidente de la Generalitat, cargo que ocupó hasta su muerte en 1933, cuando murió a los 74 años por una apendicitis.

Para los argentinos, sin embargo, lo curioso de Macià es una oración del discurso que dirigió el 14 de diciembre de 1932 a los diputados catalanes:

"Así tenéis que querer Cataluña, como tantas veces yo lo he prometido al pueblo: políticamente libre, socialmente justa, económicamente próspera y espiritualmente gloriosa".

¿Te suena?

Parece que Macià, un político sin dotes oratorias, repitió esa frase en varias oportunidades. Tanto, que cuando Jordi Pujol quiso homenajear al prócer independentista con un monumento, el artista encargado de la obra, Josep María Subirachs, la imprimió en la piedra travertino con forma de escalera invertida, de la cual "los tres primeros peldaños, encajados en el pedestal, representan los tres años de gobierno de Macià, mientras que el resto, que finalizan de forma abrupta e inacabada, simbolizan el futuro del país, que se va construyendo día a día, peldaño a peldaño", según explicó el artista.

El detalle no pasó inadvertido para un argentino que tiene alguna cuenta pendiente con Juan Domingo Perón y que hace 20 años vive en Barcelona, más precisamente en Tarragona, a 100 kilómetros de la capital catalana. En efecto, Infobae pudo comprobar la existencia de la frase tallada en el monumento que está instalado en la transitada Plaza Cataluña.

En la Argentina, la idea de "una nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana" apareció por primera vez en 1949 en el preámbulo de la Constitución de 1949. Más tarde fue reproducida en infinitos dispositivos de la comunicación oficial, discursos presidenciales, folletos populares, arengas, cartelería para movilizaciones y marchas.

Y en el ya famoso libro/enciclopedia que se editó en 1950 La Nación Justa Libre y Soberana, instrumento liminar para la difusión del Segundo Plan Quinquenal realizado por la Subsecretaría de Información y Prensa, un volumen de 800 páginas de grandes medidas, 36 x 27 x 6, con textos, dibujos e ilustraciones que hoy llamaríamos "infografías", por su capacidad para hacer sencilla la explicación de asuntos complejos.

Es imposible saber en este momento quién fue el ladrón de la frase de Macià. En Barcelona, hay quienes creen que podría ser el propio Perón, ya que pasó por España, cuando viajó como oficial de inteligencia del Ejército para conocer de primera mano el lado Eje de Europa, que a esas alturas parecía en condiciones de ganar la Segunda Guerra. Pero, la verdad, pudo ser cualquiera y él ni enterarse.

Como se sabe, a cargo de la comunicación estatal más eficiente como jamás hubo en la Argentina hasta la llegada del kirchnerismo, estuvo Raúl Alejandro Juan Apold, padre del relato peronista. El periodista y productor convocó a los mejores poetas, fotógrafos, dibujantes y artistas de los más variados talentos a trabajar en el aparato oficial de propaganda. Es más que probable que algún catalán republicano tuviera en su equipo, ya que no solo primorriveristas colaboraron en la comunicación peronista, aunque tampoco es posible saber si -eventualmente- Apold estaba al tanto del plagio.

"La Patria políticamente libre, socialmente justa y económicamente soberana" no es un concepto más para los peronistas, sino un principio fundamental de la doctrina justicialista, base del pensamiento que cruza las distintas tendencias ideológicas a lo largo de los más de 70 años de vigencia. Por eso es que llama la atención el plagio, ya que es difícil comprender el peronismo sin esa amalgama conceptual, en la que todos los peronistas coinciden.

Lo curioso es que el plagiador, sea quien haya sido, decidiera omitir el cuarto apotegma del que hablaba Macià: "Espiritualmente gloriosa".
INFOBAE


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
OSCAR YANISELLI CHARLA TALLER DAR DE LEER FERIA DEL LIBRO GOYA

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

MARISA AGUIRRE LAS PREGUNTAS DE DELFINA FERIA DEL LIBRO GOYA

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web