El periodista Nicolás Wiñazki relató el mal momento que vivió con su familia en un restaurant: “Nunca imaginé que podía pasarme algo así”

NICOLAS.JPEG

El conductor de TN Central se disponía a celebrar el egreso de su hija en un tradicional bar de Ciudad Jardín, pero le negaron el ingreso. Su palabra a Teleshow

“Me pegaron en la calle, recibí insultos fuertes, tuve unas cuantas discusiones, pero nunca imaginé que podía pasarme algo así”. En diálogo con Teleshow, el periodista de Todo Noticias y Radio Mitre Nicolás Wiñazki relató el mal momento que vivió junto a su familia en un restaurante.

El hecho ocurrió el 9 de diciembre, pero se viralizó en las últimas horas. Después de un año difícil marcado por la pandemia, el conductor de TN Central se disponía a festejar que su hija de cinco años había terminado el jardín de infantes. Se dirigieron a Graf Zeppelin, un reconocido local de Ciudad Jardín, del que el periodista se reconoció como habitué. Pidió una mesa para ocho, y recibió una respuesta inesperada.

En un alto de sus vacaciones, Wiñazki rememoró los hechos con cierta incredulidad y con más tristeza que bronca. “Era la primera vez que salía a cenar con mi familia, estaba mi mamá, mi suegra, mis hijos, y cuando le dije cuántos éramos me dijo que no me iba a poder atender”, contó el periodista.

“Enseguida me di cuenta que era por mi laburo”, continuó Wiñazki, “y lo primero que me salió decirle es ‘vine siempre a este lugar’”. La respuesta que obtuvo de quien luego reconoció como el dueño del local de El Palomar, fue inflexible: “No sos más bienvenido”. Sin ánimo de generar un conflicto, el periodista y su familia se retiraron del lugar.

“Mi esposa se enojó más que yo”, recordó Nicolás a la distancia, “y hoy me hizo notar que el dueño nos dijo que le habíamos hecho mal a la Argentina. La verdad, un disparate”. El periodista no quiso continuar el intercambio. “Nunca me peleé y no quería arruinar ese momento familiar en el que mi hija había egresado del jardín, pero es una Argentina delirante.

El hecho ocurrió el 9 de diciembre pasado, aunque recién trascendió ayer por la noche, cuando su padre, el también periodista Miguel Wiñazki, dio a conocer el hecho. En su cuenta de Twitter, Miguel replicó el mensaje de un usuario que narraba la situación. “Intolerantes! Antidemocráticos!”, escribió Wiñazki padre. Su colega Teresita Ferrari también se sumó a la denuncia. ”Mi absoluta solidaridad con Nicolás Wiñazki a quien no dejaron entrar en el restaurante Graf Zepelín de Ciudad Jardín por no ser K. Esta vez no le tenemos miedo”.

“En su momento no tenía pensado hacerlo público, pero ahora me parece bien que se haya viralizado”, relató Wiñazki, quien no apunta directamente contra el local sino que refiere a un concepto de discriminación. “No aliento para nada que no vayan más al lugar, pero estas cosas no pueden pasar”, sentenció y se refirió al derecho de admisión y permanencia del que gozan este tipo de locales. “El derecho no es discrecional, tiene que estar explicado el por qué. No puede ser que te discriminen por ideología, por raza, por vestimenta, por apariencia o, como en este caso, por el trabajo de uno”, analizó.

Consultado por Teleshow sobre si va a iniciar algún tipo de acción, el periodista se mostró cauto. “La verdad no lo pensé. Para aplicar el derecho de admisión y permanencia tienen que cumplirse determinadas cosas que obviamente no se habían cumplido. Pero ahora estoy de vacaciones”.

Durante su descargo, el periodista se solidarizó con Dady Brieva, por los escraches que sufrió en su obra de teatro. “Son cosas que no tienen que pasar. Nadie sabe a quién voté y no debería importar, ni influir en las relaciones humanas”, sentenció Wiñazki, mientras descansa y recarga las pilas para el 2021. Al respectó, aseguró que a pesar de rumores de cambio y algunas negociaciones, continuará ligado a Todo Noticias.
INFOBAE

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Norte

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE