Talento for export: cinco actores argentinos en series internacionales

WELWE.JPEG

Los casos de Miguel Ángel Solá, Cecilia Roth, Eleonora Wexler, Guillermo Pfening y Gabriel Corrado representan un fenómeno artístico en alza.

El epicentro es España, pero no hay fronteras para esta tendencia.

La relación es histórica y se vuelve cada vez más estrecha. Actores y actrices argentinos aterrizan en España para trabajar en series internacionales. Los hay consagrados, que tienen un pie en cada país, como Cecilia Roth o Miguel Ángel Solá, y también primerizos, como Guillermo Pfening o Eleonora Wexler. Pronto se sumará Lali Espósito.

Y el fenómeno de exportación actoral no se limita a la península ibérica: Gabriel Corrado acaba de participar en una producción británica.

Aunque excede el factor económico y financiero, una vez más hay que buscar ahí la principal explicación de esta tendencia. Con el sector audiovisual argentino inmerso desde 2016 en una crisis que la pandemia no hizo más que agravar, los intérpretes tuvieron que ampliar sus horizontes y poner la mira en el exterior.

En España, el cine argentino es apreciado históricamente. Así es como nombres propios como los de Héctor Alterio, Ricardo Darín, Darío Grandinetti o Leonardo Sbaraglia son familiares desde hace años para el público español. Y no sólo eso: algunos resultan garantía de éxito comercial.

Las coproducciones entre ambos países fueron creciendo a lo largo de las décadas. Y ahora ese intercambio se ve reflejado en las producciones televisivas.

Con 85 producciones anuales, España posee una de las industrias audiovisuales más potentes de habla hispana. La explosión de las plataformas de streaming encontró al sector español muy bien parado para abastecer la demanda creciente de ficciones de calidad. Una demanda que el confinamiento obligatorio por el coronavirus aumentó. Así es como las puertas se abrieron de par en par para unos cuantos actores argentinos.

Los ejemplos sobran. Además de los mencionados, hay que agregar a Oscar Martínez, que en los últimos años viene pisando fuerte en cine. Y, en televisión, están los casos de Ana María Picchio y Lucas Ferraro (Vis a vis: El oasis), Adrián Navarro (Ana Tramel. El juego) o Ramiro Blas (Vis a Vis).

La lista sigue con Michel Noher (La Unidad), Eduardo Blanco y Nicolás Francella (Alta mar), Luz Cipriota (Las chicas del cable), Osmar Núñez y Fabiana García Lago (Arde Madrid) o Rodrigo de la Serna (La casa de papel), entre otros. A Lali Espósito la veremos en Sky Rojo, desde febrero o marzo de 2021.

Aquí, cinco casos para sacarle punta al fenómeno de exportación.
Eleonora Wexler (La valla, Netflix)

En 2019, a los 45 años y con casi cuatro décadas de carrera actoral, Eleonora Wexler decidió irse del país por unos meses para probar suerte en Europa. España la recibió con las puertas abiertas y allá grabó la serie La valla, que se estrenó en enero y está disponible en Netflix.

Su apuesta, contó, no pasó estrictamente por el sueldo en euros, sino que también incluyó un desafío profesional. “En la Argentina había propuestas que no terminaban de cerrarse. Pero no era un tema económico. Desde el deseo generé otro horizonte. Era ponerme a prueba. Encontrarme con todas mis armas. ¿Qué tengo acá, sola, para dar? Ganarse el espacio sin el entorno. Ir sin carga”.

La valla es un drama futurista ambientado en 2045. Luego de una Tercera Guerra Mundial, hay escasez de recursos naturales y un virus mortal está destruyendo a la humanidad. Regímenes dictatoriales asumen el poder en gran parte de las democracias occidentales, incluida España. La capital está dividida en dos sectores por una valla, que separa al gobierno y las clases privilegiadas del resto de la población.

En ese contexto, Wexler fue Alma, esposa del ministro de Salud y directora de un centro epidemiológico que experimenta con niños que mantiene secuestrados. Los protagonistas son los miembros de una familia que lucha por recuperar a su hija, caída en manos del gobierno.

"Fue un gran aprendizaje. Allá nadie me conocía", contó Wexler, que compartió elenco con Ángela Molina y su hija, Olivia Molina, Unax Ugalde, Abel Folk, Daniel Ibañez, Manu Fullola e Iván Chavero.
Guillermo Pfening (Foodie Love, HBO)

Pfening llegó a esta producción española sin pasar por un casting. La directora de esta producción, Isabel Coixet, lo había visto en la película Nadie nos mira, de Julia Solomonoff, que él protagonizó en Nueva York junto a Elena Roger, e inmediatamente lo convocó para su miniserie.

En Foodie Love, Pfening y la catalana Laia Costa interpretan a dos personas que sufrieron por amor en relaciones previas y ahora se encuentran gracias a una aplicación para amantes de la buena cocina. Así comienzan un vínculo marcado por los platos que van probando y que, a su vez, van despertando todos los sentidos a lo largo de ocho capítulos.

Con jornadas de rodaje en Barcelona, Roma y París, Pfening se instaló en Europa para trabajar en el proyecto, que lo entusiasmó enseguida: "Si bien puede parecer una historia un poco snob para alguien de Latinoamérica, y de clase media como yo, la exploración de distintos mundos culinarios es muy común allá”.

Los diálogos de la pareja, en medio de comentarios sobre los platos exóticos que prueban en su aventura gastronómica, van sacando a la luz las heridas que cada uno arrastra. "Busqué humanizar al personaje. Es un tipo muy vulnerable", contó sobre su papel.
Gabriel Corrado (Riviera, Fox Premium)

El ex galán de telenovelas como Perla Negra o Máximo corazón es parte del elenco de la tercera temporada de la serie inglesa protagonizada por Julia Stiles y Rupert Graves, que acaba de estrenarse el lunes 7 de diciembre en Fox Premium y que también cuenta en el elenco a Franco Masini.

Corrado ya había participado en proyectos extranjeros, en canales de televisión de Italia y también de España. Pero ahora el horizonte se amplió y la propuesta para un nuevo personaje llegó desde Inglaterra. En 2019, Corrado se preparó y se presentó a un casting que se realizó en Londres, para la productora Sky. Y fue elegido para interpretar a Víctor Alsina Suárez, un político que es Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

“Fue como empezar desde cero", dijo el actor, que a punto de cumplir 60 años sumó un nuevo desafío a su carrera: actuar en inglés. “Lo sé hablar, pero socialmente. Esto es otra cosa. El casting fue el año pasado en Londres, y la prueba era con secuencias en castellano y muchas en inglés, porque mi personaje es el antagonista de Georgina (Stiles). Lo hice con nervios y entusiasmo, fue como rendir un examen”.

La nueva temporada de Riviera tiene como epicentro a la ciudad de Buenos Aires. El personaje de Corrado hace campaña para ser reelecto en medio de una ola de protestas por el asesinato del joven Tomás Castillo a manos de la Policía de su jurisdicción. Y la política porteña se cruza con una conspiración en la que están involucrados Georgina y él.
Cecilia Roth (El embarcadero, Movistar Play)

Ganadora de dos premios Goya por sus papeles en Martín (Hache) (Adolfo Aristarain, 1997) y Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999, que ganó el Oscar a Mejor película extranjera), Roth tiene una dilatada trayectoria en el cine español.

Con una residencia a caballo entre Buenos Aires y Madrid, protagonizó uno de los éxitos nacionales cinematográficos del año, Crímenes de familia, de Sebastián Schindel, que por la pandemia no pudo estrenarse en cines, pero se vio beneficiada por la difusión que le dio Netflix.

"Netflix y todas las plataformas tienen la capacidad de llegar a todos los espectadores que se les antoje, no se pueden contar todos los espectadores a los que llega. Primero me abrumó un poco la sensación de que 'guau, qué rápido es todo esto'", contó Roth. Ahí hizo el papel de Alicia, un ama de casa de una familia adinerada de Buenos Aires, que se ve envuelta en dos procesos judiciales.

En el thriller dramático El embarcadero, que tiene dos temporadas, hace de la madre de Alejandra (Verónica Sánchez), la esposa de Oscar (Álvaro Morte). Un rico personaje que permite el lucimiento de Roth, una suegra engañada y una madre que no puede dejar de emitir su opinión.
Miguel Ángel Solá (Los favoritos de Midas, Netflix)

Después de casi dos décadas en España, regresó a la Argentina en 2015 y se instaló otra vez en su patria. Pero algo no salió como esperaba. Y en 2019 volvió a vivir a Madrid. “Tuve poco trabajo en estos cuatro años”, se lamentó en ese momento.

"En 1.500 días en este país hice poco. Volví en 2015, dos obras de teatro, una película, una telenovela", contabilizaba. "A mí no hay nadie que me proteja. Y en un punto, esto les pasa a muchos grandes actores del país: basta mirar las cuentas de Pepe Soriano".

En 2020, en plena pandemia, Solá volvió a quejarse amargamente de la falta de ocupación en una carta pública que difundió en Facebook: "Mis representantes, aquí y allá, no me dejan mentir, ya que ofrecen mis servicios a todas horas, a todas las productoras, directores de casting, directores de series y cine, canales de aire y novedosas plataformas. No hay trabajo para mí. Sólo para unos pocos 'adolescentes' cuyas 'tramas' escriben guionistas que han olvidado con creces la adolescencia".

Pero finalmente consiguió un papel secundario en esta serie española que comienza cuando un importante empresario sufre un extraño chantaje. Si no accede a pagar una elevada suma de dinero, los autodenominados "Favoritos de Midas" matarán a una persona al azar en la fecha señalada y añadirán una nueva víctima periódicamente hasta conseguir su objetivo.

En las pocas escenas que protagoniza, Solá deja en claro porqué está considerado uno de los mejores actores argentinos... actúe donde actúe.
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Norte

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE