Vuelve el Fútbol Para Todos: la historia secreta detrás de la decisión

FUTBOL.JPEG

Se transmitirán dos partidos por fin de semana (Argentinos-Vélez y Banfield-Colón esta fecha). Disney cedió sus derechos. Turner se opone.


El Fútbol Para Todos fue una marca del kirchnerismo. También, un despropósito. Julio Grondona rompió el contrato con TSC, la empresa que era dueña de los derechos , y los campeonatos de la Primera División se transmitieron por la TV Pública durante siete años. Mauricio Macri dio por finalizado el programa en diciembre de 2016 y Alberto Fernández busca relanzarlo en este 2021 cargado de incertidumbre por la pandemia y la crisis económica e institucional del país. Por eso este viernes, desde las 21.10, Argentinos-Vélez será transmitido por el canal estatal. Lo mismo sucederá con Banfield-Colón, el domingo a las 17.10. Aunque hay una historia con algunos claroscuros detrás de esta decisión.

Hace tiempo que el Gobierno viene trabajando para acceder a cuatro partidos para su provecho. Es parte, claro, de su propaganda política. Si todavía hace ruido -y despierta risas- el “secuestro de goles” del que insólitamente se quejó Cristina Fernández de Kichner en Cadena Nacional durante su primer mandato, flanqueada por Grondona y Diego Maradona, entonces entrenador de la Selección.

Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes, y Santiago Carreras, gerente de Asuntos Institucionales y Públicos de YPF, estuvieron al frente de las negociaciones. El ex presidente de San Lorenzo es hombre de Fernández; el miembro de la Agrupación La Bombonera es del riñón de Máximo Kirchner. Se juntaron con Claudio Tapia, presidente de la AFA, y con los representantes argentinos de Turner y Disney.

Las cadenas norteamericanas tuvieron discrepancias. Mientras los emisarios del canal de Mickey Mouse entregaron dos partidos, los hombres de TNT se plantaron. ¿Disney cedió los dos partidos porque aspira a la fusión de ESPN y Fox Sports? En Brasil, la fusión se aprobó y sin desinversión. En México, Disney quiere vender Fox (también está aprobado todo), pero no se consigue comprador. ¿Por qué en Argentina tomarían otra decisión? En el Gobierno ven esta posibilidad como una buena arma de negociación, más allá de que iría a contramano de su filosofía.

La AFA había transitado el camino de Don Julio: en octubre, Tapia anunció con bombos y platillos la finalización unilateral del vínculo con Fox Sports, pero tuvo que retroceder en chancletas porque Turner no estaba -ni está- dispuesto a comprar el 50% restante de los derechos de TV.

El emporio del magnate nacido en Ohio suelo compartir derechos. Y uno de sus socios en Estados Unidos es, justamente, The Walt Disney Company. Marcelo Tinelli había prometido acercar una propuesta, por eso Tapia jugó una carta de la Justicia. Hubo rechazo procesal y Fox/ESPN salieron fortalecidos.

El showman había contactado a Alberto Pierri, ex presidente de la Cámara de Diputados y dueño de Telecentro, con una oferta de 55 millones de dólares. Chiqui lo desmintió públicamente, a través de un comunicado emitido por la AFA, pero agrandó las diferencias con el presidente de la Liga y San Lorenzo. Otras fuentes indican que “la oferta de Pierri era un papel que no especifica si son dólares billete o dólares oficiales, ni siquiera fue acompañada por alguna garantía”.

Zanjada la grieta con Tapia por aquel desplante judicial, Disney logró que los partidos continuarán emitiéndose por Fox Sports a cambio de 45 millones de dólares (30 a repartir ahora mismo entre los 26 clubes de la Liga Profesional) por la extensión del contrato hasta 2030. Con Turner hay charlas, pero desde Estados Unidos se preguntan por qué hay que pagar más dinero por un vínculo vigente hasta 2027.

En concreto, Disney depositó por la prórroga del contrato al 2030, mientras que el contrato hasta 2027 quedó tal como estaba. Turner deberá negociar si quiere prórroga o no.

¿Quién pagará el costo de los partidos televisados por el canal público? “Desde el Estado no saldrá un centavo”, le dijeron a Clarín altas fuentes gubernamentales. Sin embargo, nada es gratis. El valor de la producción de cada encuentro oscila en los 3 millones de pesos entre periodistas, móviles y satélite. Además, se necesitan entre 8 y 16 cámaras. Torneos bajará la imagen y La Corte, la misma productora que se encargó del viejo FPT, se ocupará de aportar el personal. Sí, la TV Pública pondrá al servicio a sus propios relatores, comentaristas y cronistas en el campo de juego. Como ocurría, en definitiva, en los tiempos que el narrador era Marcelo Araujo y el analista, Julio Ricardo.

Esos 3 millones de pesos no se cubren con pauta privada (Quilmes y Libra Seguros, por citar dos sponsors). Apenas se costea el 20% de la producción. ¿Aportará publicidad el Estado para vender el Gobierno K? En ese caso, ya no sería tan contundente la frase del funcionario consultado que dijo no se utilizarán fondos públicos para el fútbol. En el medio de la crisis que afecta a la Argentina, los números no cierran y el gasto en la pelotita, mucho menos.

El Gobierno quiere cuatro partidos y seguirá insistiendo. Pidió que le liberen un equipo grande por fin de semana, pero aquí las dos compañías están de acuerdo. Consideran que rompería el negocio. Hay un detalle que apoya esta negativa: de los 3 millones de abonados que tiene el pack Premium, 2.500.000 corresponden a River, Boca, Racing, Independiente y San Lorenzo.

Del 21 de agosto de 2009 al 19 de diciembre de 2016, el kirchnerismo desembolsó 9.739.525.238 pesos, entre el dinero entregado a la AFA y el utilizado para costos de producción de la televisación de los partidos. De acuerdo a los informes de los tres veedores que la jueza Servini estableció en la AFA, en esos siete años llegaron a esa institución 6.381.799.796,57 pesos. La causa por fraude agravado al Estado quedó en veremos.
clarin

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Todo Color

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE