Final de ciclo: Lucas Pratto se va de River

OSO.JPEG

El Oso partirá al Feyenoord de Países Bajos a préstamo por seis meses.


Maximiliano Benozzi

No fue una broma por el día de los Inocentes, aunque muchos lo hayan pensado cuando el rumor empezó a tomar fuerza hasta que la noticia se confirmó. Lucas Pratto se va de River. Irá a jugar al Feyenoord de Países Bajos, hacia donde partirá en las próximas horas. El Oso se va en un momento crucial, previo a un Superclásico y a las semifinales de Copa Libertadores, pero deja un gran recuerdo en Núñez y en el corazón de los hinchas.

Es que Pratto fue parte fundamental de las últimas páginas de gloria de River y los hinchas nunca olvidarán sobre todo sus goles en las finales de la Copa Libertadores 2018 ante Boca. El que hizo tras el saque del medio para empatar transitoriamente en uno la ida en la Bombonera y el que convirtió también para igualar en Madrid y que el equipo de Marcelo Gallardo después pudiera dar vuelta la historia. Tampoco el que convirtió en el Monumental a Athletico Paranaense para darle otra Recopa Sudamericana a River, el último título internacional hasta el momento. Ni siquiera hubo reproches por su bajo nivel en la final con Flamengo y ese error en un pase mal entregado que terminó con el empate de los brasileños y que desencadenó luego la derrota en Lima.

El ciclo glorioso de Pratto en River, en el que llegó al club como la compra más cara de su historia, arriba en este cierre de 2020 a su fin. Desde Núñez adquirieron su pase en 14 millones de dólares en enero de 2018. Y tuvieron que pagar un millón más después de ganar la Copa Libertadores, de acuerdo a una cláusula fijada por San Pablo, el ex club del Oso.

La salida de Pratto se concretará a préstamo por seis meses y sin opción de compra, según pudo averiguar Clarín. Y en junio se verá si Feyenoord tiene intenciones de adquirirlo, de acuerdo al desempeño que el delantero tenga en el fútbol holandés.

Si bien en una primera mirada puede interpretarse que River no hace negocio, la operación significa un alivio importante desde lo económico para la tesorería de Udaondo y Figueroa Alcorta. Es que, al menos por seis meses, dejará de pagar uno de los contratos más altos (y dolarizado) del plantel, algo que ya se le estaba haciendo muy difícil de sostener. Y tal vez de esta manera pueda encontrar un futuro comprador.

Gallardo tampoco puso obstáculos a la decisión del jugador, por más que no contará con él en las definiciones de la Copa Libertadores y la Copa Diego Maradona. El técnico de River entendió la oportunidad que se le presentó a Pratto, quien tendrá revancha en Europa, cuando él pensaba que ya era un capítulo cerrado en su carrera. Tuvo dos pasos fugaces: uno por el Lyn Oslo de Noruega, en la temporada 2008-2009 y el otro por el Genoa de Italia en 2011.

El Feyenoord de Rotterdam, donde juega el defensor argentino ex-San Lorenzo Marcos Senesi, parece ser una gran oportunidad para el Oso. Es uno de los equipos más importantes de los Países Bajos y uno de los animadores habituales de la Liga junto al Ajax de Amsterdam y el PSV de Eindhoven.

Actualmente está tercero en la Eredivisie, con 29 puntos, detrás justamente del Ajax puntero (34) y el PSV (33). Viene además de quedar eliminado en la Europa League, donde fue tercero en el grupo que compartía con el Dinamo Zagreb (Croacia), Wolfsberg (Austria) y CSKA Moscú (Rusia).

A los 32 años, Pratto, que en los últimos tiempos era un elemento de recambio para Marcelo Gallardo en la delantera, donde Rafael Borré y Matías Suárez están afianzados como titulares, buscaba tener más minutos de juego.

Había hecho ruido el domingo que el Muñeco no lo hiciera entrar por Borré cuando el colombiano salió lesionado del partido con Arsenal. Ingresó un pibe, Benjamín Rollheiser. Era una señal. Como así también lo fue el festejo de Ignacio Fernández en modo Oso, con los brazos cruzados, el que popularizó Pratto tras su gol en el Bernabéu, y el abrazo que Matías Suárez y otros compañeros fueron a darle tras el tanto del cordobés.

El domingo a la noche Pratto se despidió de sus compañeros, del cuerpo técnico y colaboradores. Y este lunes ya no fue a entrenarse al predio de Ezeiza. En las próximas horas tomará un vuelo a su nuevo destino.

Se va un tipo muy querido. Lo hace por la puerta grande, habiéndose metido en el corazón de los hinchas, incluso de aquellos que desconfiaban por su pasado en Boca. Pratto grabó su nombre para siempre en las páginas más gloriosas de la historia de River.
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Norte

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE