La boxeadora estadounidense Ginny Fuchs dio positivo, pero se comprobó que su pareja la contaminó y sigue su camino hacia Tokio 2020.

Ginny Fuchs, líder del equipo olímpico de boxeo estadounidense, dio positivo en un control antidóping que le realizaron en marzo. La Agencia Antidóping de su país (USADA) corroboró las razones esgrimidas por la deportista y, tras hacerle un chequeo a su pareja, la declararon inocente porque la transmisión de las sustancias se dio por haber tenido relaciones sexuales sin protección.

"Se determinó que la pareja masculina de Fuchs estaba consumiendo dosis terapéuticas de letrozole y GW1516. Los metabolitos detectados concordaban con una reciente exposición a las sustancias vía transmisión sexual", sostuvo la USADA.

La boxeadora de 32 años, en tanto, habló sobre el hecho: "No tenía idea de que podías contaminarte a través del contacto íntimo. Acabo de aprender una lección y quiero que el resto de los atletas aprendan de mi error. Ahora que esto terminó, estoy concentrada en prepararme para Tokio 2020​".

Fuchs, peso mosca y bronce mundial en 2018, es una de las grandes aspirantes estadounidenses de cara a los Juegos Olímpicos que se disputarán entre el 23 de julio y el 8 de agosto del próximo año. De todos modos, aún debe ganarse su lugar en la competencia en los Preolímpicos de 2021.

Un caso similar había vivido la palista canadiense Laurence Vincent-Lapointe, a quien le encontraron minúsculos rastros de ligandrol. Sin embargo, comprobaron que su novio le había transmitido la sustancia a través de fluidos corporales.
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

loteria cuarentena

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements