Al entrenador argentino le tocó vivir una situación lamentable antes de dejar San José de Oruro.

"Estuve dos días en la calle, sin hotel, sin nada... Estuvimos casi un mes sin comer, sin almuerzo ni cena todo mi cuerpo técnico. Nos manteníamos a café, a mate, a galletitas dulces… que era chatarra. Estuve en cuatro hoteles en un mes y medio. Ahora me río, pero es lamentable". Así relató Omar Asad la increíble situación que le tocó vivir en su paso como entrenador de San José de Oruro. Las dificultades económicas y los problemas institucionales del club perjudicaron al entrenador argentino, que no la pasó nada bien en esta última experiencia al frente de un plantel. Ante el incumplimiento del contrato, el Turco decidió dar un paso al costado y volver a Argentina.

 

Las complicaciones se profundizaron hace dos semanas, cuando el plantel, ante la falta de pago, decidió hacer un paro que se mantiene al día de hoy. A Asad y a su cuerpo técnico tampoco les pagaron. Según detalló el sitio Deporte Total, el Turco y sus colaboradores solo cobraron 290 dólares desde que llegaron a Bolivia, a principios de año. Y un grupo de hinchas del club colaboró para pagarle la comida al cuerpo técnico.

"Realmente no creo que vuelva. Salvo que cambie la situación económica e institucional. Debería venir gente que aporte dinero. El presidente (Huáscar Antezana) se está manejando sin plata así que la llegada de gente de afuera con recursos le va a venir muy bien", contó el Turco, quien contó que en todo momento tuvo el apoyo de sus jugadores.

El pasado 7 de marzo, a 24 horas de jugar ante Oriente Petrolero, el presidente, mediante un artilugio legal, despidió a Asad de su cargo. Sin embargo, una Junta de socios convocada de urgencia por esas horas desconoció la decisión de Antezana y con apoyo del plantel restituyó al Turco en su función. Luego del partido y del triunfo por 4 a 1, el argentino declaró: "Es único en el mundo que un plantel se niegue a jugar si no dirigía el entrenador. Me emocioné. Se me caían las lágrimas. Esa fue la recompensa. Ese es el mayor y el mejor premio que puede tener un técnico".

En lo futbolístico, Asad dejó a San José en el octavo puesto del campeonato, disputadas 12 fechas, pero a solo tres puntos de los líderes The Strongest y Always Ready. Sobre el final de la nota, comentó: "Me gustaría volver y cumplir mi contrato, que lo firmé por un año. Ojalá se solucionen los problemas que aquejan al club porque todos estamos de paso pero lo que queda es San José".
cLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

loteria cuarentena

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements