El equipo de Gallardo ganó 3 a 1 en el tiempo suplementario y se coronó como el mejor de América por cuarta vez en su historia.