Escucha en vivo

Un oficial del Servicio Peninteciario de Buenos Aires fue el ocasional pasajero del tenista tandilense, que viajaba en su auto rumbo a ciudad natal.

Nicolás Ávalo aguardaba a la vera de la Ruta Nacional N° 3: había ido a trabajar a una Unidad Penitenciaria de La Plata y buscaba regresar a Olavarría, ciudad de la que es originario. Con dicho objetivo, hizo dedo, apelando a la solidaridad de los automovilistas. Había llegado a la ciudad de Las Flores cuando el chofer del vehículo que frenó y le abrió la puerta lo sorprendió.

El deportista al que alentaba por TV estaba sentado en el asiento del conductor: se trataba de Juan Martín del Potro. El tenista, de 30 años, se encuentra en un impasse, debido a que se está recuperando de la fractura de rótula derecha que sufrió en el Masters de Shanghai. Y, en su estadía en el país, la Torre le arrancó una sonrisa a Nicolás: trasladó a su “invitado” de Las Flores hasta Chacarí.

No es la primera vez que Delpo tiene un gesto similar. En 2015, había llevado a una policía, la oficial Aldana Bozzolo, a la que había levantado en la localidad bonaerense de San Cayetano. “Hacer dedo y que me lleve un genio #Delpo”, había escrito la beneficiada en su cuenta de Instagram.

Pues bien, mientras trabaja con compromiso en su rehabilitación y analiza si podrá estar en el Masters de Londres, el N° 4 del ranking ATP no pierde los valores aprendidos en su Tandil natal. Y, de tanto en tanto, sorprende oficiando como chofer de los fanáticos que aguardan un aventón a un costado de la ruta.
LA NACION

Miércoles, Noviembre 21, 2018
Lic Vanesa Morales Direccion de Adicciones

Gobierno de corrientes

LOTERIA SORTEOS

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA
Campeon Panamericano Kickboxing

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements