Escucha en vivo

En exclusiva para Infobae, un estudio global muestra cuáles son las tecnologías emergentes que impactarán en los distintos sectores productivos, en cómo consideran a sus recursos, sus responsabilidades y posibilidades de éxito.  La visión de los ejecutivos argentinos.

Por Muriel Balbi
"Las organizaciones poseen unos niveles de acceso e influencia sin precedentes, pero las personas les están exigiendo una mayor responsabilidad. En un momento en que las empresas están impulsando el cambio en todo el mundo, ser líder supone mucho más que usar nuevas tecnologías: implica colaborar con las personas en el día a día para mejorar sus vidas y transformar la sociedad".

El análisis de Matías Arturo, Director Ejecutivo de Accenture, es el reflejo de los resultados del Technology Vision 2018, un estudio de la consultora en tecnología global, basado en un relevamiento de las opinión de más de 6.300 directivos de TI de 25 países, incluida la Argentina.

El estudio arrojó que un 78% de los directivos coincide en que, gracias a los avances tecnológicos, las empresas están cada vez más involucradas en la vida cotidiana de las personas. En la misma línea, un 79% cree que la mayor integración de la tecnología en el día a día es lo que está convirtiendo a quienes antes eran consumidores – negocios, en socios comerciales. Esto debido a un cambio en el tipo de interacción.

Asimismo, el 72% de los ejecutivos cree que los argentinos buscan información sobre las empresas y que aprecian y premian la transparencia y los valores compartidos.

Pero, claramente, hay 5 tendencias emergentes que las industrias en la Argentina – y en el resto del mundo – deberán implementar, si desean subirse a la ola de la innovación tecnológica. Estas son:

1- Ciudadano IA (inteligencia artificial)

A medida que aumentan las capacidades de la inteligencia artificial, las empresas deben procurar que sus sistemas se comporten como miembros responsables de la sociedad.

Un 64% de los ejecutivos considera que la inteligencia artificial avanza más rápido que el nivel de adopción de su propia empresa. Para el 73% de los directivos, en los próximos 2 años la inteligencia artificial trabajará junto a los humanos como colaborador, colega y asesor de confianza.

Asimismo, el 91% de los encuestados declararon que es importante, para empleados y clientes, poder entender los principios generales (datos, criterios) que la organización utiliza para brindar decisiones basadas en inteligencia artificial – debido a que sólo el 57% de los empleados y la mitad de los clientes finales entienden los principios utilizados para la toma de decisiones basadas en inteligencia artificial de la empresa -.

En ese sentido, Matías Arturo, líder de Área de Soluciones Digitales para Sudamérica Hispana de Accenture, considera que los empresarios tienen "la obligación de aplicar inteligencia artificial (IA) responsablemente para beneficiar a las personas y la sociedad. Así como los padres educan a sus hijos con la expectativa de que actúen con responsabilidad y se comuniquen con claridad, las empresas deben entender a la inteligencia artificial no como un conjunto de sistemas que se programan, sino como sistemas que aprenden elevando la capacidad de las organizaciones para la toma de decisiones, donde sí se reflejen las normas comerciales y sociales de responsabilidad, equidad y transparencia."

Una aclaración de peso si tenemos en cuenta que hoy, los grandes debates sobre el uso de la IA y su aspecto ético, tienen que ver precisamente con esto: los algoritmos tienen criterios de eficiencia y el poder de cómputo hace nuestra vida mucho más fácil; sin embargo, son los humanos quienes deben embeber de sentido moral, ético y equitativo a la  toma de decisiones. Un empresa, para ser exitosa y valorada, deberá desarrollar ambos aspectos.

2- Realidad Extendida

"La realidad extendida está llevando a las empresas a pensar de manera diferente sobre lo que es posible, pero también a crear nuevas soluciones que eviten los desafíos basados ​​en la distancia", comenta Matías Arturo a Infobae.

Es que las tecnologías de Realidad Virtual y Aumentada están eliminando las distancias que separa a personas, información y experiencias; lo que transforma la forma de vivir y trabajar. Así, el 75% de los líderes argentinos señala que la eliminación de la distancia es el principal móvil en la adopción de soluciones de realidad extendida.

"Transportar a las personas en el tiempo y en el espacio, aumentar el acceso a la información y experiencias",  ese el gran atractivo.  Arturo señala que "Para la mayor parte de los ejecutivos argentinos, incursionar en experiencias inmersivas puede ayudar a construir las habilidades necesarias para transformar industrias enteras, disminuyendo la distancia más importante de todas: la que existe entre los negocios de hoy y donde quieran llegar a estar en el futuro".

En la misma línea, el 80% de directivos argentinos sostienen que es importante para sus organizaciones sean pioneras en estas soluciones. Para el 73% de los ejecutivos, esta herramienta tendrá un uso extendido y generalizado que impactará a todas las industrias en los próximos 5 años.

3- Veracidad del Dato

Al transformarse en organizaciones basadas en información, las empresas han creado una nueva forma de vulnerabilidad: datos falsos, manipulados y sesgados que adulteran la información y las decisiones de las empresas, afectando a toda la sociedad.

El 70% de ejecutivos argentinos nota que sus organizaciones utilizan cada vez más datos a la hora de tomar decisiones automatizadas. Asimismo, el 74%  está de acuerdo en que las empresas basan sus sistemas y estrategias más críticos en datos.

El problema que se presenta es que no han invertido lo suficiente en la capacidad de verificar la veracidad de dichos datos.

Para Arturo, "Las organizaciones gerenciadas por datos, hacen de éste su activo más valioso en lo que hace a la toma de decisiones estratégicas y transaccionales. La confiabilidad en el uso de los datos se basa en 3 principios claves: rastrear la procedencia, o verificar el historial de los datos desde su origen a lo largo de su ciclo de vida; tener en cuenta el contexto, o considerar las circunstancias en torno a su uso; y por último verificar la integridad, o asegurar y mantener los datos".

Pero no todos están comprometidos o entrenados en llevar adelante este proceso. Según el estudio, solo 3 de cada 10 ejecutivos valida sus fuentes de datos y tiene un nivel de confianza alto o moderado en la calidad de los mismos.

El 72% de los encuestados acuerda en que la mayor parte de las organizaciones no está preparada para confrontar las olas de datos corruptos y falsos a medida que éstos empiezan a infiltrarse en sus sistemas de toma de decisiones automatizada.

El 74 % de ejecutivos están de acuerdo en que las empresas basan sus sistemas y estrategias más críticas en datos, pero que no han invertido lo suficiente en las capacidades para verificar la veracidad de dichos datos.

4- Empresa Sin Fricción

Las empresas que quieran aumentar su nivel de integración colaborativa inteligente tienen que empezar por cambiar sus propias arquitecturas. "La colaboración inteligente y a escala se ha transformado en uno de los principales desafíos en el ecosistema que conforman las organizaciones, clientes, gobierno y público en general", sostienen desde Accenture. Su encuesta refleja que el 42% de las empresas en Argentina asegura estar trabajando con el doble de socios que hace 2 años atras.

En ese sentido, se recomienda que "las empresas empiecen a transformarse desde dentro; con la implementación de una arquitectura de microservicios y blockchain. Los contratos inteligentes serán la base de las colaboraciones a escala y funcionarán a la velocidad de la empresa digital".

En este punto, un  64% de los ejecutivos argentinos piensa que Blockchain y los contratos inteligentes serán críticos para su empresa en los próximos 3 años; y un 83% estima que van a permitir una evolución dramática en los métodos de transacción actuales y ayudar a construir confianza digital.

5- Internet de las Ideas

En el mundo, las empresas están apostando a crear entornos inteligentes con robótica, inteligencia artificial y experiencias inmersivas. Pero para hacerlo realidad, tienen que extender sus infraestructuras.

Arturo advierte que "actualmente, las infraestructuras utilizadas por las empresas no tienen la capacidad para soportar los insights que se necesitan para crear soluciones inteligentes a gran escala. Desarrollar o apalancarse en hardware específico o a medida, es un quiebre con respecto al criterio de una solución única para todos que se tornó popular en las empresas en la última década".

El 81% de los líderes en Argentina cree que deberá apalancarse en hardware específico y aceleradores de hardware para satisfacer las demandas computacionales de los entornos inteligentes en los próximos 2 años.

En ese sentido, el 79% de ejecutivos entiende que la necesidad de respuesta en tiempo real – con los crecientes volúmenes de datos que se esperan en el futuro – requerirá de computación en el borde, en donde los datos se generan.  Mientras que el 80% reconoce que el Edge Computing (computación en los bordes) acelerará la madurez de muchas tecnologías.
INFOBAE

Sábado, Noviembre 17, 2018
Director de Transito Fernando Vallejos

Gobierno de corrientes

LOTERIA SORTEOS

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA
Concejal Jesus Mendez

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements