Escucha en vivo

En el año 2030 China liderará el desarrollo de la inteligencia artificial'. Así lo ha dicho el Gobierno chino, y no va a escatimar dinero y recursos para conseguirlo.


Además del Gobierno chino, varias provincias y ciudades del país, dice la consultora PwC, ofrecen políticas preferenciales e incentivos financieros generosos para las empresas emergentes en inteligencia artificial (IA). Por ejemplo, la ciudad de Shenyang ha establecido un fondo de inversión de 20.000 millones de yuanes, 23.400 millones de dólares de Hong Kong, centrado en el desarrollo de la robótica.

Estas políticas favorables son las que han inspirado innovaciones de las empresas en China en el campo de la IA. A multinacionales ya consolidadas como Baidu, Alibaba, Huawei, ZTE y Tencent, se han unido empresas emergentes como Megvii, iCarbonX, Mobvoi y SenseTime, y unicornios, startups con valoraciones de más de mil millones de dólares, como Didi, Chuxing y Xiaomi, que recientemente ha aterrizado en España para vender sus smartphone baratos, entre otros dispositivos.

Baidu, por ejemplo, ha desarrollado un sistema de traducción automática basado en redes neuronales que ha logrado una precisión de reconocimiento de voz superior a la de los humanos. También ha lanzado Apollo, una plataforma de código abierto para soluciones de conducción autónoma. Tencent, por su lado, ha creado su propio laboratorio de IA, que reúne a 50 científicos, investigadores y expertos de clase mundial para centrarse en "contenidos y juegos basados en la inteligencia artificial", señala PwC.

Ubicada en el puesto 11 en la lista de las 50 empresas más inteligentes del MIT Technology Review en 2017, Megvii está especializa en tecnología de visión por computadora. Su producto de reconocimiento facial, Face ++, ha reconocido y distinguido en China a más de 100 millones de rostros hasta el momento. Y iFlytek es líder mundial en procesamiento inteligente del habla y el lenguaje natural, alcanzando un valor de mercado de alrededor de 12.000 mil millones de dólares en 2017. Su tecnología de reconocimiento de voz es capaz de diferenciar entre todos los dialectos chinos.

Baidu ha desarrollado un sistema de traducción automática basado en redes neuronales que ha logrado una precisión de reconocimiento de voz superior a la de los humanos

Otra compañía a observar, dice la consultora Goldman Sachs en uno de sus últimos informes sobre IA, es el proveedor chino de servicios Meituan-Dianping. “Utiliza análisis de big data para generar la ruta de entrega más eficiente en menos de 100 milisegundos”. La aplicación más grande de China, Didi Chuxing, también está trabajando en aprendizaje profundo, interacción hombre-máquina, visión artificial y tecnologías de conducción inteligente. Procesa más de 4.500 terabytes de datos, recibe más de 20 mil millones de solicitudes de ruta y maneja más de 20 millones de pedidos de media al día, según Goldman. Hikvision usa inteligencia artificial para productos de vigilancia, incluidas cámaras inteligentes. Mobvoi, por su parte, se centra en el habla y lenguaje natural, y SenseTime está enfocada en la visión por computadora y el aprendizaje profundo, y en abril consiguió 450 millones de dólares de financiación en una ronda con inversores, y en la actualidad los expertos la valoran en unos 4.500 millones de dólares, unos 37.000 millones de euros.

Los fabricantes, de drones DJI, y de robots humanoides UBTECH, son otras de las empresas chinas que innovan utilizando IA y que Goldman Sachs destaca como referentes a nivel mundial ya en la actualidad, pero que cuentan con un enorme recorrido innovador en inteligencia artificial para los próximos años.

Al mismo tiempo que se produce en China esta explosión de empresas innovadoras en IA, un informe del Pentágono considera una amenaza potencial para la seguridad nacional a las compañías chinas. Hasta el punto de que el Departamento de Defensa de Estados Unidos quiere que el Gobierno prohíba las inversiones chinas en suelo americano, a pesar de que ya han invertido más de 700 millones de dólares en nuevas empresas estadounidenses en los últimos seis años. Huawei y ZTE ya están siendo investigadas por el Gobierno de Donald Trump, y los operadores americanos han decidido por el momento negar la compra de dispositivos inteligentes de estas empresas en Estados Unidos.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos quiere que el Gobierno prohíba las inversiones chinas en suelo americano
En cualquier caso, y por mucho que Estados Unidos quiera cerrar la puerta a las empresas chinas, “la segunda economía más grande del mundo se ha convertido ya en un competidor global importante en el uso de la inteligencia artificial”, según destaca un informe de Goldman Sachs, titulado ‘Aumento de China en Inteligencia Artificial’. Habrá por tanto que estar atentos a todas las compañías chinas citadas en este artículo, y a otras que a buen seguro nacerán en los próximos años gracias a las ayudas gubernamentales y al gran desarrollo de la IA en China. Y si el Gobierno chino consigue su objetivo, en 2030 Estados Unidos se habrá visto superado en el desarrollo de la IA.

Sábado, Junio 23, 2018
Ex Soldados Clase 47
50 Años del Servicio Militar

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

Sec. Hac. Cdor Antonio Giuliani

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA
Ex Soldados Clase 47
Juan Schreiber y Rubén Brandolin

Alternative flash content

Requirements

LOTERIA SORTEOS

Alternative flash content

Requirements

Sec. de Gobierno Dr. Marcelo Frattini
Dr. Hector Zapata