Escucha en vivo

El planeta rojo será sometido al "primer chequeo a fondo de sus funciones vitales desde que se formó hace 4.500 millones de años", según la agencia espacial.

El primer paso hacia la comprensión y posterior colonización de Marte comenzó esta mañana, con la puesta en marcha de InSight (Exploración Interior utilizando Investigaciones Sísmicas, Geodesia y Transmisión de Calor). Se trata de una misión del programa Discovery de la NASA que, a través de un robot geofísico, pretende indagar por primera vez en las entrañas minerales del vecino rojo. La sonda recorrerá 485 millones de kilómetros para intentar comprender el tamaño, la composición y el estado de su núcleo planetario.

Aunque la misión es mucho más que una incursión a la estructura del mundo rojo. En esencia, InSight es un explorador de mundos de tipo terrestre que ayudará a entender los procesos que dieron origen a los planetas rocosos en el Sistema Solar -incluida la Tierra- hace más de 4.500 millones de años.

“Aquellos gigantes helados como Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno se formaron primero y retuvieron la mayor parte del gas del disco primordial. Más cerca del Sol, se formaron los llamados planetas terrestres como Mercurio, Venus, Tierra y Marte. Estos, son rocosos y tienen una composición similar. Pero la Tierra está en una zona "privilegiada" en cuanto a distancia al Sol, ya que es posible tener agua líquida en la superficie. Esto posibilitó la vida y que la Tierra sea como es hoy. En cambio Marte está un poco más alejado del astro y no pudo tener agua líquida en su superficie, al menos recientemente y por tanto evolucionó geológicamente distinto. Además, tiene la mitad del tamaño que la Tierra y un décimo de su masa, esto también lo condiciona de forma diferente”, expone Romina Di Sisto, doctora en Astronomía de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas (UNLP).

La carga científica de la misión consta de dos instrumentos principales. El SEIS (Experimento sísmico para la estructura interior) y el HP3 (Sensores para el estudio del flujo de calor y propiedades físicas). Además, contará con el instrumento RISE (Experimento para el estudio de la rotación y estructura interior) construido por JPL.

“El sistema para medir temperatura interna es muy importante porque hasta el momento no existen datos sub superficiales de Marte. Con estos datos se va a poder entender mejor la estructura interna, que hasta ahora es sólo teórica. Al medir temperatura se pueden hacer estimaciones de cuántos elementos radiactivos todavía están generando calor, cómo se propaga por las distintas capas y así saber las condiciones físicas internas. Con estas estimaciones se pueden mejorar los modelos para saber si el núcleo está parcialmente fundido. Además, es importante conocer el flujo térmico para estudiar la posibilidad de vida sub superficial”, remarca Mauro Spagnolo Geólogo Planetario (UBA-CONICET) Instituto de Estudios Andinos "Don Pablo Groeber" (DEAN).

InSight -basado en el módulo de aterrizaje de la misión Phoenix que llegó a Marte en 2008- trabajará en la superficie rojiza durante 720 días (la fecha estimada de aterrizaje es el 26 de noviembre de 2018) y permanecerá operativa hasta noviembre de 2020. El robot estará dirigido por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena, California. Con la colaboración de científicos de Estados Unidos, España, Francia, Alemania, Austria, Reino Unido o Canadá.

La sonda intentará detectar por primera vez movimientos sísmicos marcianos, una forma esencial de analizar de manera indirecta el interior profundo. Ya que con las ondas sísmicas se puede "ver" el interior, ya que al rebotar en las distintas capas funciona de forma análoga a un sonar. La NASA no había intentado realizar este tipo de investigación científica desde la misión Viking.

Otra de las preguntas que intentará responder que sucedió con el campo magnético que lo revestía a Marte, algo que trajo consecuencias en su evolución. “Al ser más pequeño habría perdido calor interno más rápido, luego pierde el campo magnético, lo que terminó con su atmósfera. Ante la falta de atmósfera la temperatura superficial baja y se convierte en el desierto helado que es hoy. La temperatura promedio es de unos -50º”, revela Spagnolo.

El despegue fue posible gracias al uso de un cohete Atlas V. En el mismo viaja un experimento de la NASA bautizado como Mars Cube One, o simplemente MarCO. Este proyecto consistirá en dos pequeñas sondas que pondrán a prueba la tecnología CubeSat para la comunicación y navegación en el espacio profundo, lo que también podría facilitar el contacto con el propio robot InSight en el planeta rojo.
Más info:
https://www.jpl.nasa.gov/cubesat/missions/marco.php
CLARIN

Domingo, Agosto 19, 2018
El humorista se sumo a la coimas con su milonga

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

Porque el ataud de San Martin esta inclinado?

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA
Relatos de abusos en EEUU

Alternative flash content

Requirements

LOTERIA SORTEOS

Alternative flash content

Requirements

Laura Devito Taller de Priorizacion
Horoscopo 17 de Agosto