Escucha en vivo

Hace 24 años comenzó como un sitio de venta de libros y hoy lidera el universo del e-commerce. Los logros en el mundo de la moda y los asistentes personales, así como los planes para incursionar el ámbito de la finanzas, la salud y la educación la convirtieron en una de las empresas más valiosas del mercado.

Por Desirée Jaimovich

Amazon comenzó como un sitio de venta de libros online y hoy es la plataforma de e-commerce más importante del mundo. Pero no solo creció en volumen sino que expandió su línea de negocios: hoy la compañía también se dedica a ofrecer prestaciones en la nube, apostó al servicio de la moda, se encarga de fabricar parlantes inteligentes y hasta planea incursionar en el mundo educativo.

Desde que se fundó, en 1994, hasta ahora, supo aprovechar como pocos la revolución de internet y así logró consolidarse como uno de los gigantes informáticos más poderosos del mercado. Amazon tiene una cotización de mercado de 350 mil millones de dólares, que es superior al valor de Walmart, Target, Best Buy, Nordstrom, Kohl's, JC Penney, Sears y Macy's juntos, según se destaca en un informe de la consultora J. Walter Thompson Intelligence.

Jeff Bezos, creador de Amazon, entendió el poder de internet desde un comienzo. Tal como explicó en una conferencia que ofreció en la Universidad de Princeton en 2010, se dio cuenta de que el uso de la web crecía a un ritmo de 2.300% cada año. "Nunca había visto ni escuchado de algo que creciera tan rápido, y la idea de generar una biblioteca online con millones de títulos-algo que simplemente no pudiera existir en el mundo físico-me resultaba muy emocionante", dijo.

En 1997, la compañía, que se había presentando como "una biblioteca online" , comenzó a cotizar en la bolsa y sumó a la oferta de libros la venta de DVD para luego incorporar juguetes y otros productos de electrónica en 1999. Para el año 2000 ya se había convertido en la tienda online donde se podía comprar y vender de todo.

Aquí, un resumen de las estrategias más exitosas que llevó adelante la compañía para convertirse en el gran jugador del universo online según se describe en el último informe de J. Walter Thompson Intelligence.

1. De los Estados Unidos al mundo

El 88% de los estadounidenses entre 18 y 24 prefieren comprar en Amazon antes que en cualquier otro sitio de ventas online. Es el rey local del eCommerce pero esto no bastó, la empresa hoy es global: cuenta con clientes en 180 países.

En 2017, Amazon desembarcó en Australia. Por otra parte, compró el sitio de eCommerce Souq -principal retailer online del mundo árabe, con sede central en Dubái- por USD 580 millones de dólares.

Y no es para menos, según Morgan Stanley, las ventas online en la India alcanzarán los USD 200 mil millones para 2026, lo cual representaría un incremento de 1.200% respecto de 2016.

2. La apuesta al mundo de la moda

Cowen & Co estima que Amazon venderá USD 28 mil millones en indumentaria en 2018, y para 2021 la cifra alcanzará los USD 62 mil millones. No debería sorprender si se tiene en cuenta el meteórico crecimiento que viene teniendo la empresa.

Amazon dejó en claro que le interesa dejar su marca personal en el mundo de la moda, y el año pasado hizo varias acciones para marcar tendencia en este rubro. Un ejemplo es el Amazon Echo Look, el asistente virtual que, con ayuda de una cámara inteligente, ofrece consejos personalizados sobre el look del usuario.

La empresa no solo se dedica a distribuir prendas sino también a crearlas. Las marcas personales Lark & Ro, Ella Moon y Goodthreads ya se instalaron en el mercado y van ganando popularidad.

Prime Wardrobe le permite al cliente probar las prendas antes de comprarlas. Es decir, que el usuario hace una selección online, recibe la indumentaria a domicilio y decide qué quedarse y qué devolver.

A su vez, a fines de 2017, Amazon se asoció con Calvin Klein para abrir tiendas pop up o efímeras en Nueva York y Los Ángeles, donde los clientes podían comprar escaneando un código de barras o a través de una app.

También hizo un acuerdo con la actriz Drew Barrymore, quien lanzó una nueva línea de indumentaria llamada Dear Drew, que se pueden comprar en las tiendas Amazon Fashion.

3. Entregas a domicilio: de todo para todos

Está claro que la entrega de productos a domicilio es parte central del negocio de Amazon. Pero ahora la empresa quiere extender este servicio a terceros para competir con FedEx y UPS.

Comenzará ofreciendo esta opción en Los Ángeles para luego desembarcar en el resto del país y, por qué no, del mundo. La idea es sacarle más provecho al sistema de entregas que ya tiene montado hace años y que está claro que funciona sobre rieles.

4. Prime Video y los planes para competir con YouTube

En diciembre de 2017, Amazon registró los términos "Amazon Tube" y "Open Tube." En la solicitud se especifica que se trata de un desarrollo de software y aplicaciones móviles para la reproducción online y descarga de "trabajos electrónicos" a través de computadoras y celulares.


Amazon cuenta con Prime Video, una plataforma de streaming on demand, que ya está instalada en el mercado. Aunque con esta nueva opción está claro que busca generar una nueva alternativa, quizá gratuita, para llegar a más usuarios. También está claro que, por la descripción del producto y el nombre, podría tratarse de un servicio muy similar al de YouTube.

Esto supondría un nuevo enfrentamiento con Google, que comenzó cuando Amazon se negó a vender en su sitio el Google Chromecast y luego Google Home, el asistente para el hogar que compite con Echo. En respuesta a esto, Google dejó de darle soporte a YouTube en Fire TV, de Amazon.

5. Mayordomos virtuales

Amazon fue pionero en lo que se refiere a asistentes para el hogar. Lanzó Amazon Echo en 2015 y, con este parlante, una familia de productos similares con algunas diferencias en tamaño y posibilidades, como Echo Show, que integra una pantalla y permite hacer videollamadas o Echo Look, que es un asistente de moda virtual.

Google Home llegó a competir, pero llegó más tarde y no tuvo el éxito que hoy tiene su rival: según un informe de Consumer Intelligence Research Partners, el año pasado Amazon vendió 31 millones de unidades (69% del mercado), en tanto que se comercializaron 14 millones de Google Home (31% del mercado).

Apple, por su parte, lanzó HomePod, que integra a su histórico Siri, aunque la desventaja es su valor: cuesta USD 349, mientras que Amazon Echo vale USD 149, y en su versión Dot, apenas USD 49,99. El Google Home, por su parte, se vende a USD 129, y el modelo mini, a USD 49.

Si bien el parlante inteligente de Amazon es el más popular de todos, cabe destacar que el cerebro virtual que habita Home es Google Assistant, y hoy está integrado en parlantes, televisores, celulares y todo el ecosistema digital de otras compañías.

Google Assistant se nutre de cada interacción y acción que generan los usuarios desde sus cuentas de Google con lo cual se puede decir que es un asistente todo poderoso. Así es que si bien en este rubro Amazon parece seguir liderando, la competencia que tiene por delante es feroz.


6. Servicio de salud a "un precio razonable"

Amazon cuenta con Basic Care, una marca propia de productos farmacéuticos que incluye desde ibuprofeno hasta tratamientos para el cabello. En este sentido salió a competir con otros gigantes dentro de la industria farmacéutica en los Estados Unidos, como CVS.

A su vez, la compañía solicitó licencias para la distribución mayorista de productos farmacéuticos en 12 estados. Es posible que Amazon arme sus propios locales dentro de Whole Foods o que simplemente se encarguen de la distribución online.

El mercado farmacéutico en los Estados Unidos factura USD 560 mil millones al año. La incursión en este rubro podría representar para Amazon una oportunidad de entre 25 y 50 mil millones de dólares, según el sitio GoodRx.

Pero esto no es todo. Amazon podría estar pensando en crear sus propios hospitales. En enero de 2018, Amazon anunció que se asociaría con JP Morgan Chase y Berkshire Hathaway, del multimillonario Warren Buffett, para crear una empresa de cuidados médicos exclusiva para sus empleados estadounidenses. El objetivo de este emprendimiento, tal como se comunicó en su momento, es brindar atención médica de calidad a "un precio razonable".

Quizá sea el primer paso para generar una nueva línea de negocios hacia afuera, tal como ocurrió con los servicios en la nube, AWS, que empezaron siendo para soporte interno y hoy son utilizados por empresas como Tesla y Netflix.

Es probable que en el mundo de la salud ocurra algo similar y que Bezos termine redefiniendo el concepto de atención médica para dejar su impronta personal en este rubro también. Si algo sabe el hombre más rico del mundo es cómo convertir los obstáculos en oportunidades.

Con Amazon logró simplificar las compras. Seguramente los estadunidenses, que en promedio gastan 1,6% de su sueldo neto mensual en atención médica, estarían dispuestos a probar un sistema que les dé un alivio al bolsillo.

7. Educación digital y de vanguardia

Hace unos meses, Amazon contrató a Candace Thille, experta en educación, quien se tomó una licencia en la Universidad de Stanford para convertirse en directora de Ciencia e Ingeniería del Aprendizaje en la compañía de Bezos.

Thille es una revolucionaria en el mundo de la educación. O al menos busca dejar su huella en esa rama. Quiere cambiar la forma en que se enseña basándose en un análisis minucioso del proceso de aprendizaje. Para esto se basa en cientos de datos estadísticos así como en la ciencia que analiza los procesos cognitivos detrás del aprendizaje.

La compañía dijo que trabajaría con su equipo de desarrollo de educación global para innovar el aprendizaje en el espacio de trabajo, dentro de la compañía. Si bien se supone que esto solo afectará a los empleados de la empresa, no sorprendería que solo fuera el comienzo del desarrollo de una apuesta académica para el futuro: ¿Se convertirá Amazon en un nuevo centro de capacitación global e innovadora? Es cuestión de esperar y ver.

8. El tercer gran jugador de la publicidad digital

Amazon busca posicionarse dentro del mundo de la publicidad digital. Prueba de ello es que en septiembre de 2017, la empresa anunció que su megaoficina de Manhattan pasaría a ser un centro de desarrollo para el área de publicidad.

La revista Fortune, por su parte, informó que Amazon creará 2.000 nuevos puestos de empleo en marketing, diseño y desarrollo de producto. También busca incorporar especialistas en datos e ingenieros. Todo con el fin de conocer mejor al mercado y, claro, generar más rédito.

La consultora eMarketer estima que la compañía facturó USD 1,8 mil millones en publicidad digital. Si bien es un número considerable está bastante por detrás de los USD 73,8 mil millones de Google y USD 36,3 mil millones de Facebook.

Estas dos compañías lideran el rubro pero, según el informe de J. Walter Thompson Intelligence, Amazon podría convertirse en la tercera fuerza del mercado, dentro de este segmento.

9. Café fresco en todos lados

Jason Perlow, editor de tecnología en ZDNet cree que Amazon ve como rival a Starbucks y que buscará dejar su huella en el rubro alimentos y bebidas. De hecho, en 2016 lanzó su propia marca de productos alimenticios, Happy Belly .

La empresa también adquirió Whole Foods y así obtuvo cerca de 450 nuevos centros de distribución para moler y entregar café. Si a esto se integra Alexa, entonces se le podría pedir al asistente virtual que entregue un café Happy Belly, recién molido, a domicilio.

10. ¿Llega el banco de Amazon?

Desde 2011, Amazon ofrece préstamos a pequeñas y medianas empresas que venden sus productos en Amazon. Para junio de 2017, ya había prestado USD 3 mil millones a 20 mil compañías.

Algunos especialistas estiman que el gigante informático podría representar una amenaza para los bancos. Según el informe anual de McKinsey, las plataformas como Alibaba, Tencent y Amazon son los nuevos competidores de este sector que ya está siendo amenazado por las fintech.

En esta etapa de la era digital y de la "uberización económica", se apunta cada vez más a una conexión directa entre usuarios y proveedores. Los más amenazados son los intermediarios. Y en este sentido, los bancos no son la excepción.

En lo que se refiere a las plataformas online, el informe de McKinsey destaca que no solo tienen gran cantidad de datos que explotan de manera efectiva sino que juegan un rol central en las decisiones que toman los clientes y que afectan sus finanzas.
INFOBAE

Viernes, Julio 20, 2018
Entrevista Nicasio Diaz Llanos

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

El mejor aeropuerto del mundo El mejor aeropuerto del mundo es Singapur Changi

Amados y odiados a partes iguales, queramos o no, los aeropuertos son una parte imprescindible de la mayoría de nuestros viajes.

Leer más...

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA
Hace 100 años nacia Nelson Mandela

Alternative flash content

Requirements

LOTERIA SORTEOS

Alternative flash content

Requirements

Debate aborto Pedro Cahn
24 años atentado AMIA