radio online

Cuando viajamos nos encanta descubrir rincones "secretos" que nos parecen absolutamente fascinantes, lugares de gran belleza a los que, a veces, se les suma la creatividad del hombre y el factor sorpresa.

Y la mente imaginativa de algunos artistas ayuda, porque hace que aparezcan, en los lugares más insospechados, obras que generan asombro, porque no esperábamos encontrarlas y también porque son muy particulares.

Aquí, algunos ejemplos que seguramente te van a sorprender mientras deambulás por ahí.

Bruselas.

Cerca de Bruselas, en el parque de Chaudfontaine, en la localidad del mismo nombre, mientras uno pasea por el parque puede encontrarse, en medio de una pradera de césped, con un escultural broche gigante, de esos de colgar la ropa pero de ocho metros y medio de altura. Una obra del escultor árabe Mehmet Ali Uysa, una idea original que no pasa desapercibida.

Turín.

El Parco del Valentino es un famoso parque público de la ciudad de Turín, un lugar absolutamente fabuloso en el que es posible ver a dos farolas sentadas en uno de sus bancos, en compañía de un gato. Una obra realizada por el artista-jardinero Rodolfo Marasciuolo que crea asombro a los visitantes, que sin dudas no esperan ver tal escena de amor.

Londres.

Jason deCaires Taylor creó en 2015 The Rising Tide, una obra que representa a cuatro jinetes montados a caballo a orillas del río Támesis, en el centro de Londres. Con la marea alta casi no se pueden ver, pero a medida que el nivel del agua baja aparecen como unos fantasmas en medio del agua. Hay que estar atento para no perderse el momento.

Portofino.

En el mismo lugar donde el famoso buzo Dario Gonzatti perdió la vida en 1947, se halla una estatua de bronce de 2,5 m de altura realizada por el escultor italiano Guido Galletti: el Cristo del abismo, a 15 m de profundidad en la bahía de San Fruttuoso, en Portofino. Se trata de una inmersión bastante simple, por lo que cualquiera puede toparse con esta figura mientras bucea.

Villabellaco.

En Villabellaco (Palencia) hay una senda a la que solía ir el escultor Ursicino Martínez, donde es posible encontrarse con 39 figuras talladas por el Grupo Muriel como homenaje al artista, y que coincide con el camino de pequeño recorrido PRC-P, de 12 km, que discurre por antiguos caminos. Así que uno se puede encontrar un charro envuelto en su capa en medio del camino, o un caracol, o cualquier otra cosa.

Vinnig.

Nada mejor que empezar el lunes con una buena taza de café. Al menos eso pensó Ken Nyberg, un escultor que creó una original taza de café gigante de metal en Nyberg Park, en la localidad de Vining, en Minnesota. Sus pocos habitantes están encantados con la atracción.

Villa Pastine.

Un Neptuno gigante se camufla con el acantilado rocoso frente al mar, en la playa de Fegin de la localidad italiana Villa Pastine. El gigante fue diseñado y construido de hormigón y hierro por Arrigo Minerbi en 1910. Tiene 14 metros y pesa casi 170 toneladas, y después de ser bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial, se quedó sin brazos y sin tridente. Aún así, sigue siendo impresionante.

La estatua del rey dacio Decébalo es una escultura de 40 metros de altura, esculpida en la orilla rocosa del Danubio, cerca de la ciudad de Orșova. Una inmensa cara observa a todo el que pasa pora las Calderas del Danubio, un sector de unos nueve kilómetros de longitud que separa a Rumania de Serbia, y en la que las excursiones en barca son frecuentes.

Homigot.

Una enorme mano se alza fuera del agua en la costa de Corea, en la playa de Homigot (Pohang), un lugar que sirve como punto de encuentro para miles de personas con la entrada de Año Nuevo. Aquí la famosa escultura de bronce The hand of harmony ha sido perfectamente alineada con la salida del sol, creando un espectáculo visual fascinante.

Atacama.

Otra mano famosa. En este caso en el lugar más seco del planeta, el desierto de Atacama, emerge una escultura colosal de once metros de altura en forma de mano, obra de Mario Irarrázabal. Una obra que asombra a todos los que viajan en la carretera Panamericana que cruza de norte a sur el país.


Amarillo.

Conduciendo a lo largo de la Ruta 66 justo al oeste de Amarillo, en Texas, cuando la monotonía se apodera del viaje, aparecen, en medio de la nada, diez cadillacs en hilera, enterrados en el suelo y pintados con vivos colores y grafitis. El Cadillac Ranch es considerado una obra de arte viva.

Maryland.

Caminando por el Puerto Nacional de Maryland, en plena paya, uno se puede encontrar con la imagen de un hombre que trata de escapar del suelo. La escultura The Awakening, de J. Seward Johnson, consta de cinco piezas: cara, manos y las partes del pie derecho y la rodilla izquierda enterradas en la arena. Una imagen muy dramática.

Praga.

Una figura a tamaño real, creación de David Cerny, que representa a Sigmund Freud, se encuentra colgando de un solo brazo de una viga empotrada en el techo de un edificio en la calle Husova de Praga. Más de un turista se pegó un buen susto mientras paseaba por la parte Vieja de la ciudad.

 

Martes, Diciembre 12, 2017

VIDEOS

GOBERNADOR RICARDO COLOMBI
BALANCE DE SU GESTION
GOBERNADOR ELECTO GUSTAVO VALDES
ASUNCION Y PRESENTACION DE GABINETE

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements