radio online

Nuevos estudios sugieren que las madres mayores se benefician más al ser emocionalmente maduras y económicamente estables. Pero a mayor edad, mayores riesgos. Entonces, ¿cuál es el mejor equilibrio?

La ciencia ya lo determinó: ¿Cuál es la mejor edad para convertirse en madre? "Entre 20 y 35", según indican estudios recientes del Royal College of Obstetrics and Gynaecology de Inglaterra. Es que durante esos 15 años, es más fácil concebir, y es menos probable que se produzcan cuadros de presión arterial alta, abortos espontáneos o cesáreas de urgencia. También es cuando se tienen mayor energía para lidiar con la privación de sueño y con todas las nuevas responsabilidades.

Pero, ¿cuál es la mejor edad para empezar a criar a un niño? El dilema es ya otro. Según otra investigación en la Universidad de Aarhus en Dinamarca, la edad puede ser un poco más elevada: desde mediados de los 30 en adelante.

Para el estudio, que involucró a 4.741 madres danesas, se observó que aquellas que tuvieron hijos en edades más adultas, esos niños crecieron con menos problemas de conducta, más sociales y emocionales a las edades de 7 y 11. Cabe destacar que en Dinamarca, la edad promedio para tener niño es de 30,9 y la proporción de bebés nacidos de madres de 40 se ha cuadruplicado desde 1985.

Por su parte, según datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales de Inglaterra, la edad promedio de las mujeres que eligen para ser madres es de 30,3 años, con tasas en aumento desde mediados de 1970.

Y el estudio sugiere: "Las mujeres que retrasan el parto suelen ser (pero no siempre) más educadas, financieramente más seguras y con relaciones más estables que las madres más jóvenes".

Pero, ¿Sólo estos factores pueden explicar las diferencias en el desarrollo de un niño? Las conclusiones arrojaron que hay más. Las madres mayores tienen una mayor madurez emocional, por ende, tienden a ser más tolerantes y son más flexibles en su crianza. Estos factores equilibran el razonamiento con el establecimiento de límites para el comportamiento. El estudio danés encontró que las madres mayores de 33 años tenían menos probabilidades de castigar verbal o físicamente a sus hijos. Tenían más probabilidades de ser pacientes y usar menos disciplina en general. Sin embargo, el estudio demostró que los niños de 15 años tenían el mismo nivel de problemas emocionales independientemente de la edad de su madre.

El mes pasado, una investigación del Instituto Max Planck publicó que los niños nacidos de madres mayores se destacaban en pruebas de capacidad cognitiva que aquellos nacidos de madres más jóvenes. Estas pruebas se cree que son predictoras de logros educativos y de salud a futuro.

Pese a esto, los investigadores remarcaron que este relevamiento no es una propaganda para retardar la maternidad. "Aunque las dificultades durante el parto son raras, existen, junto con los problemas de fertilidad, que son más comunes entre las mujeres mayores. Ser una madre mayor no es mejor pero, una vez que se ha tenido al bebé sin problemas importantes, no es peor que una mamá más joven".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Martes, Diciembre 12, 2017

VIDEOS

GOBERNADOR RICARDO COLOMBI
BALANCE DE SU GESTION
GOBERNADOR ELECTO GUSTAVO VALDES
ASUNCION Y PRESENTACION DE GABINETE

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements