Chequeos médicos: cuáles deberías hacerte y cada cuánto, según tu edad

CHEQUEO.JPEG

Durante la pandemia muchos los postergaron. Desde la infancia a la adultez, los exámenes sugeridos.

El 2020 fue el año en los que la rutina quedó suspendida en todas sus facetas. Y los controles de salud periódicos no fueron la excepción. La emergencia abierta por la pandemia de coronavirus contribuyó a que buena parte de la población pusiera en suspenso consultas y chequeos médicos. Aunque la crisis sanitaria no pasó -e incluso golpea cada vez con mayor fuerza-, especialistas insisten en la importancia de no postergar exámenes y cumplir con el calendario de vacunación, tanto en niños como en adultos.

"La principal finalidad del chequeo periódico de salud es la de conocer y analizar el estado de salud de una persona, brindándole la información y asistencia necesaria. Esto conlleva la detección de los principales factores de riesgo para la prevención de enfermedades, o el diagnóstico precoz de diferentes patologías, con el propósito de reducir la morbilidad y la mortalidad", explica Gabriela Felippa, directora de la Licenciatura en enfermería de la Universidad ISALUD.

Y continúa: "Si bien el objetivo es el mismo independientemente del paciente, lo que si va cambiando es lo que se tiene que hacer, ya que no es el mismo el nivel de control que hay que tener sobre un bebé, que sobre un niño o un adulto".

La frecuencia y el tipo de control de rutina en la población general están muy relacionados con la edad de las personas, pero hay algunos factores que son transversales a muchos grupos etarios como la vacunación, alimentación, hábitos, trabajo y sus condiciones, y deben ser tenido en cuenta por el profesional de la salud en la consulta. "Cada uno de estos indicadores incide en las formas de enfermar de la persona y hay que tenerlas en cuenta al momento de hacer controles de salud", destaca la docente.
Cada cuánto controlarse

Felippa precisa cuál es la frecuencia sugerida de controles:

✔Las embarazadas deben realizarse los controles prenatales en cada trimestre del embarazo.

✔Los recién nacidos sanos, desde el nacimiento y hasta el año de vida con una periodicidad mensual.

✔Niños y adolescentes​, con frecuencia específica según la edad y consultas con eje en control del crecimiento y desarrollo y la educación en hábitos de vida saludables.

✔Adultos sin presencia de síntomas y sin factores de riesgo menores de 45 años, cada año y medio o dos años.

✔Personas asintomáticas sin comorbilidades de 50 años o más, una vez al año.

✔Mayores de 50 años sin síntomas, pero con comorbilidades (por ejemplo: diabetes, hipertensión, entre otras) o con antecedentes familiares de enfermedades crónicas, cada 6 meses o según indicación médica.
Toma de presión arterial, clave en los chequeos de rutina. Foto Shutterstock.

Toma de presión arterial, clave en los chequeos de rutina. Foto Shutterstock.
Controles de rutina

En adultos, en un examen físico general hay que prestar atención a:

✔Peso/estatura/ IMC (por si hay sobrepeso u obesidad).

✔La presión arterial (para ver si no existe hipertensión o enfermedades cardiovasculares).

✔Los hábitos (alcohol/tabaco/drogas, alimentación, actividad física, oficio).

Esos indicadores, dice la profesional, pueden determinar la necesidad de pedir estudios, entre los que se encuentran:

✔Electrocardiogramas o pruebas de esfuerzo (ergometría) para descartar o hallar indicios de enfermedades cardiovasculares.

✔Análisis clínicos (laboratorio completo de sangre y orina para medir glucemia, colesterol y/o triglicéridos, entre otros.)

Otros controles no tan habituales pero que se pueden llevar a cabo en personas con diferentes patologías son:

✔Radiografía de tórax y espirometrías, sobre todo en personas que fuman o que tienen enfermedades respiratorias.

✔Ecografías abdominales

✔"En los últimos años, las estadísticas muestran un aumento en transmisión de VIH en adultos mayores. Por esto es importante cuidarse y realizarse el test correspondiente, debido al incremento de transmisión en este grupo etario", destaca Felippa.
Hay vacunas para todas las edades. Foto REUTERS/Bernadett Szabo

Hay vacunas para todas las edades. Foto REUTERS/Bernadett Szabo
Vacunas para todas las edades

Cada encuentro con un agente del sistema de salud debería ser una oportunidad para chequear si se está al día con el calendario de vacunación, que no se limita solo a la infancia y la adolescencia. Hay también vacunas para adultos:

✔Doble Adultos

✔Esquema completo de Hepatitis B

✔Mayores de 65 años: vacuna antigripal y esquema contra el neumococo.

✔Vacunas de viajeros específicas.
Se pueden indicar chequeos específicos para evaluar salud cardiovascular. Foto Shutterstock.

Se pueden indicar chequeos específicos para evaluar salud cardiovascular. Foto Shutterstock.
Estudios de tamizaje

En la población general se indican también estudios de tamizaje para detectar en forma precoz enfermedades muy prevalentes, como el cáncer de colon, de mama y cervicouterino.

A partir de los 50 años, todas las personas deberían someterse a estudios de rastreo de cáncer de colon, que es altamente prevenible y curable abordado en una etapa temprana. La estrategia del Programa Nacional de Prevención del Cáncer Colorrectal sugiere la realización anual de un test de sangre oculta en heces. En caso de que ese estudio dé positivo, la persona debe realizarse una colonoscopía complementaria, examen que permite hallar y extirpar pólipos o la detección de cáncer.

En relación al cáncer de cuello de útero, las medidas de prevención primaria y secundaria incluyen:

✔Cumplir con el esquema de vacunación obligatoria, que en nuestro país es para mujeres y varones a los 11 años. Quienes no la hayan recibido a esa edad, pueden consultar con su médico, y la indicará según cada caso en particular.

✔Realizar las consultas ginecológicas de rutina para descartar lesiones, la toma de muestras de células del cuello del útero para su análisis (Papanicolau), colposcopía con o sin biopsia según los hallazgos y, según cada caso en particular, se podrá indicar test de identificación del sub tipo de VPH. Argentina fue pionero en la implementación de una estrategia modelo a nivel mundial, el test de VPH.

✔Se aconseja realizar el examen ginecológico con toma de Papanicolau a los 3 años de iniciadas las relaciones sexuales (considerando realizarlo antes según antecedentes y criterio médico), con una frecuencia anual.

Al igual que el cáncer de colon, el cervicouterino da una amplia ventana de tiempo para detectar lesiones que puedan transformarse en cáncer, por lo que los estudios de rastreo son claves en la prevención.

En cuanto a la prevención del cáncer de mama, las mujeres sanas deben realizar un examen ginecológico anual y, de acuerdo a la edad, antecedentes personales y familiares de cada mujer, el profesional médico solicitará, según corresponda, exámenes complementarios como la ecografía mamaria y mamografía.

El cáncer de próstata, en tanto, afecta principalmente a los varones mayores de 65 años. No se puede prevenir, debido a que ciertos factores de riesgo, como la edad o los antecedentes familiares, no se pueden controlar, explican desde el Ministerio de Salud. Algunos cánceres de próstata pueden crecer y propagarse rápidamente, amenazando la salud, pero la mayoría crece muy lentamente y no generarán mortalidad. La decisión de realizar estudios para el diagnóstico temprano debe ser individualizada, teniendo en cuenta valores y preferencias de cada paciente, afirman.

Los exámenes para detectar el cáncer de próstata en estadíos tempranos consisten en la realización de un análisis de sangre para medir el Antígeno Prostático Específico (PSA) y en un examen digital a través del recto. El diagnóstico definitivo se determina a través de una biopsia prostática. La decisión de efectuar el PSA debe ser individualizada, dado los escasos beneficios y los daños potenciales asociados a ese estudio.
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Todo Color

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE